Alberto Mvundi/A vida na tuga é dura.mov

Alberto es un compositor de canciones instintivo, amamantado por ritmos que recuerdan su origen africano. Nos habla de Angola con letras sencillas y directas. La fuerza de su discurso nace de la forma inocente con la que al relatar nos toca el corazón. Sus melodías son intuitivas y tras una apariencia simple se esconden ritmos complicados y atractivos de raiz angoleña. Alberto no puede ni quiere olvidar Angola. En sus temas está presente una llamada a la convivencia entre las diferentes culturas. La familia que quedó atrás y los sueños de todo emigrante en busca de futuro en Europa se convierten en canciones que interpreta en portugués o en Quimbundo, su dialecto... Eu vin de là, da África profunda onde a gente canta a pesar do sufrimento. Pertenece a una nueva generación de músicos angolanos que tienen Lisboa y no Luanda como referente urbano, asumiendo otras músicas (Rock, jazz) y otros instrumentos, influenciandose del propio espacio en que se desenvuelven pero sin perder la identidad. Ritmos etnicos como el Kizomba (Apanho o Tren), el Kilapanga (Na Obra), o el Semba único ritmo representativo de toda Angola (Akungo, Muheto Walenga, Angola Moçambique), Reagues (Jakamanga, Tá Tudo OK), Mornas (A Vida na Tuga é Dura)... Conforman este trabajo que tiene como referencia popular a Angola y que no tiene fronteras musicales. Es la nueva expresión de Angola, el reencuentro con el pasado y el presente esperanzado hacia el futuro junto al resto del mundo.